Comune di Brescia tourism website: useful information about what to see and where to go.

  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Italiano

Brescia en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

Monastero di San Salvatore-Santa Giulia, chiesa di San Salvatore

Longobardos en Italia. Los lugares del Poder (568-774 d.C.).
San Salvatore - Santa Giulia y el área arqueológica monumental inscriptos en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.
Desde el sábado 25 de junio de 2011 el sitio inserto en el grupo “Los Longobardos en Italia. Los lugares del poder (568-774 d.C.)” está incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.
Para Italia se trata del 46° sitio inscripto en la célebre Lista, confirmando la supremacía de nuestro país en el interior de la misma.
El sitio del grupo “Los Longobardos en Italia. Los lugares del poder (568-774 d.C.)” que, además de Brescia, incluye también Cividale del Friuli, Torba-Castelseprio, Campello sul Clitunno, Spoleto, Benevento y Monte Sant’Angelo, comprende los más importantes testimonios monumentales longobardos existentes en el territorio italiano, diseminados de norte a sur de la península, allí donde se extendían los dominios de los más importantes ducados longobardos.
Los bienes comprendidos en el sitio, fruto de una rigurosa y meticulosa selección, son, cada uno por la propia tipología específica, el modelo más significativo o mejor conservado entre los numerosos testimonios extendidos en el territorio nacional y, en su conjunto, reflejan la universalidad de la cultura longobarda en el momento de su máximo explendor. Estos representan por lo tanto, la quinta esencia del patrimonio artístico y arquitectónico de la gens Langobardorum que, como es conocido, se expresaron en formas monumentales sólo después del asentamiento en Italia, luego de un largo período de migraciones que desde Escandinavia los viera atraversar los paises del nordeste europeo. Hasta hoy, el período longobardo no estaba presente en la Lista del Patrimonio Mundial y este reconocimiento responde por lo tanto a la necesidad de que la Lista sea representativa de todas las culturas y de todas las civilizaciones. El hecho de que no se trate de un único lugar, sino de una red constituye, por lo tanto, un elemento de notable importancia y novedad.

De los lugares longobardos inscriptos en la Lista del Patrimonio Mundial, Brescia se precia por poseer la mayor extensión, constituida por el Complejo Monástico de San Salvatore- Santa Giulia y del área arqueológica del Capitolium. Esta ha sido incluida por expresa sugerencia del ICOMOS (International Council of Monuments and Sites) cuando la candidatura, presentada en enero de 2008, ha sido revisada e implementada.
El complejo monumental de San Salvatore - Santa Giulia de Brescia es un extraordinario palimpsesto arquitectónico que engloba el monasterio femenino edificado por el duque de Brescia Desiderio, con su mujer Ansa, en el año 753, antes de convertirse en rey. La iglesia de San Salvatore constituye uno de los testimonios más importantes de la arquitectura religiosa alto-medioevale y conserva su alzado. El monasterio, que disponía de estructuras para la hospitalidad de los pelegrinos y para alojar a los pobres, revestía un rol fundamental en la sociedad de la época, ya sea como referencia religiosa, ya sea desde el punto de vista político y económico. Su importancia no disminuyó luego de la caída de los Longobardos: la riqueza de sus dotaciones y su alto prestigio llevaron a través de los siglos a nuevos e importantes intervenciones arquitectónicas, que ampliaron el complejo desideriano hasta llegar a la estructura actual que comprende, además de los tres claustros de diferentes épocas, la iglesia románica de Santa María in Solario, el coro del Siglo XIV y la iglesia del Siglo XV de Santa Giulia. Actualmente, el entero complejo, fruto de una espléndida intervención de restauro y valo rización, es la sede del Museo de la Ciudad, que alberga el más grande testimonio artístico de la larga historia de Brescia y de su territorio.  

CapitoliumEn la cercana área arqueológica del Capitolium son aún visibles los edificios más antiguos y más significativos de la ciudad romana: una secuencia de santuarios de la edad republicana (II-I siglo a.C.), el Capitolium (73 d.C), el teatro (I-III siglo d.C.) y el dibujo del decumano máximo.
Sobre los restos de la edad romana se leen además las huellas de la presencia longobarda, constituidas predominantemente por estructuras productivas y sepulturas. En esta zona bien circunscripta de la ciudad se lee por lo tanto una estratigrafía ininterrumpida de testimonios que se extienden desde el II siglo a.C hasta el siglo XVIII particularmente rica y articulada. En 1830, en el Capitolium, fue situada la sede del Museo Patrio, primer museo ciudadano que inauguró la vocación museológica de esta área.