Comune di Brescia tourism website: useful information about what to see and where to go.

  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Italiano

Recorridos por la naturaleza

BRESCIA Y “SU” MONTAÑA

Una amplia formación colinar cierra la ciudad de Brescia al norte, extendiéndose hacia el este hasta la fracción de Sant’Eufemia della Fonte y al oeste hasta la colina de Sant’Anna: es el Monte Maddalena, considerado por los brescianos la “montaña de casa”.

La conformación del Monte Maddalena está constituida por una larga cordillera de rocas calcáreas con una altura media de poco más de 800mts sobre el nivel del mar.
El aspecto vegetal es característico y variado por diferentes motivos: la localización geográfica, la influencia climática de los cercanos lagos de Garda y de Iseo, la variedad de composiciones del terreno y de las rocas, la diferente exposición de los lados y su disposición altimétrica. Las zonas con árboles con altos tallos presentan prefererentemente castañares de fruto y bosques que se pueden talar, con un sotobosque poblado por avellanos y por el serbal, mientras las coníferas han sido introducidas por el hombre en las áreas urbanas o en las de reforestación. La acacia está difundida sobre todos los lados y, en las zonas abandonadas por el hombre, se expande en prejuicio de otras especies espontáneas.
El lado meridional, gracias a la favorable exposición al sol, presenta una concentración de flores, incluso de especies raras, como la “Campanula elatinoides” o la “Aphyllanthes monspeliensis”. Otras flores presentes son los narcisos, las bocas de lobo, los lirios y el lirio rojo.
El Monte Maddalena es rico además en hongos entre los más valiosos como las oronjas, los porcinos y los cantarelli.
Las zonas altas del Monte Maddalena, hasta el inicio del siglo XX, eran pobladas por los lobos, mientras hoy encuentran su morada ideal los jabalies. Entre las aves, se pueden señalar además dos rapaces nocturnos: el búho y la lechuza. Hay también numerosas especies de paseriformes: el cuervo, el mirlo, el zorzal real, el pinzón, el ruiseñor, el petirrojo, el gorrión doméstico y el carrizo.
El único acceso vehicular es la via Panorámica, pero se puede alcanzar la cumbre recorriendo los diferentes senderos, algunos panorámicos y más dulces, otros más salvajes e intransitables, señalizados perfectamente y cuidados por la Oficina de Coordinación del Parque de las Colinas. En el adjunto encontrarán el mapa de los senderos.