Comune di Brescia tourism website: useful information about what to see and where to go.

  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Italiano

Brescia contemporánea

Modifica:

Ya a finales del siglo XIX la ciudad había urbanizado nuevos espacios para asentamientos civiles e industriales. En los primeros quince años del siglo XX la población de Brescia aumenta vistosamente: al inicio de los años veinte cuenta con cerca de 100.000 habitantes. Y la ciudad todavía se expande, a menudo por iniciativa privada, no regulada por nuevas normativas que planifiquen la urbanización de las zonas al oeste y al sur de la ciudad. La gestión especulativa y la lógica de la apropiación capitalista del territorio, caracterizan a los nuevos barrios surgidos en la órbita de las industrias en desarrollo. La cultura historicista y el eclecticismo marcan las nuevas construcciones de la ciudad: también los inmuebles más prestigiosos, proyectados por las grandes empresas constructoras que operan hasta los años treinta, no cuenta, como en cambio ocurre en otras ciudades lombardas, con arquitectos originales que son capaces de caracterizar estilísticamente los edificios de una época; ni siquiera el estilo Liberty hace mella en el predominio de este decoroso, pero no artístico, eclecticismo.

Brescia se convierte en cambio para las otras ciudades en un modelo para imitar tras las demoliciones y actuaciones fruto de la política urbanística del fascismo. Con el derribo del sugestivo barrio medieval que deja sitio a la piazza della Vittoria, inaugurada en 1932, el tejido histórico de la ciudad es desbaratado, aunque la plaza representa uno de los mejores ejemplos de restauración urbana del arquitecto Marcello Piacentini. En esta plaza actualmente, cada año, en mayo, se inscriben los vehículos de la Mille Miglia, la espectacular evocación histórica de la más bella carrera del mundo reservada a los coches deportivos, cuyas ediciones se celebraron entre 1927 y 1957.

La segunda guerra mundial abre grandes heridas en la ciudad, pero la postguerra contempla la expansión en mancha de aceite de Brescia: la población cuenta con los actuales 200000 habitantes. Se remontan a la postguerra intervenciones públicas de gran importancia que han rediseñado las direcciones de recalificación de las áreas urbanas; entre ellas la apertura de la galería bajo el cerro Cidneo (restaurada en 2001), la prolongación hacia el norte en dirección al nuevo hospital, la carretera que sube a los Ronchi, el paso elevado Kennedy sobre las vías del tren que ha favorecido el desarrollo del nuevo barrio de Brescia Due, caracterizado hoy por edificios originales ejemplos de arquitectura contemporánea. A causa de las demoliciones bélicas y de la falta de una normativa municipal seria (el primer plan regulador es de 1961), se perpetúan tanto demoliciones como reconstrucciones que desnaturalizan el rostro histórico de la ciudad. Sólo al comienzo de los años setenta la administración municipal ha realizado un cambio de tendencia. Concluida la fase de expansión de la ciudad, con el nuevo plan de 1971 se propuso mejorar la calidad de lo existente, recuperándolo con mejores condiciones de habitabilidad, aprobando y controlando un inteligente plan de conservación y restauración del centro histórico de la ciudad, que ha dado importantes frutos, recuperando con criterio filológico muchas zonas. Las mayores intervenciones se han concentrado sobre el barrio del Carmine, en la recuperación del Castillo, en el nuevo Palacio de Justicia, en la recuperación del complejo monástico de San Salvatore - Santa Giulia donde se inauguró el Museo de la Ciudad, ejemplo de colaboración entre la administración pública y la gestión privada que ha conducido a la realización de una de las más grandes exposiciones museísticas de Italia, hoy Patrimonio de la Humanidad UNESCO.

En 1975 en la zona suroriental surge el barrio de San Polo Nuevo que prevé un asentamiento de 18000 habitantes en casas adosadas y algunas grandes torres, último ejemplo de gran proyecto para la ciudad en expansión.