Comune di Brescia tourism website: useful information about what to see and where to go.

  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Italiano

Las grandes plazas del centro

Modifica:
Brescia, Duomo Nuovo

Estación del ferrocarril, piazzale de la Repubblica, corso Martiri della Libertà, via Moretto, contrada del Cavaletto, piazza del Mercato, piazza della Vittoria (aparcamiento subterráneo), piazza della Loggia, piazza Paolo VI, via Giuseppe Mazzini, corso Giuseppe Zanardelli, corso Palestro.

La estación del ferrocarril, realizada en 1852-1854 y varias veces ampliada, ha mantenido en conjunto el aspecto originario de castillo neogótico, y la fachada todavía tiene las columnas de arrabio para testimoniar la importancia de la parada de la línea ferroviaria “ferdinándea” que unía las dos capitales del Reino hasbúrgico del Lombardo-Véneto: Milán y Venecia. 
Stazione di Brescia

Desde aquí parte el Viale della stazione cuya creación causó la primera demolición moderna de las murallas de Brescia; aquélla del revellín semicircular que protegía la Puerta-Polvorín de San Nazareo, ya destruida tras la explosión provocada por un rayo en 1769, es el origen de la actual Piazzale della Repubblica. A ella, caracterizada en el centro por una gran fuente circular con una corona de caños realizada en 1957, se asoman algunos palacios de algún interés: el Palacio Togni construido en 1931 por el ingeniero Egidio Dabbeni, la actual Cámara del Trabajo edificada en 1928-29 por los sindicatos fascistas por los arquitectos Ottorino Gorgonio y Gherardo Malaguti, y en el lado sur, el palacio Folonari, construido en los años Cincuenta.
Después de un breve tramo del Corso Martiri della Libertà, calle dedicada a los partisanos, se gira a la derecha a Via Moretto, la calle más larga del centro, cuyo trazado ya existía antes de la expansión de la ciudad en el siglo XIII;  se deja a un lado la Casa di Dio, erigida en 1557 por Alessandro Luzzago, el palacio Averoldi en el número 12 construido en 1544 y transformado en el siglo XVIII (conserva en su interior salas con frescos de Romanino y Moretto), palacio Fenaroli en el número 14, y el monasterio de las hermanas Agustinianas, después de las Salesianas; se pasa, en el cruce con Contrada delle Sante Croci, el complejo hospitalario de Fatebenefratelli, de propiedad eclesiástica como la mayor parte de los edificios de via Moretto. Se pasa a la altura del número 27, el palacio Polini edificado en la mitad del siglo XVIII bajo el diseño de Gaspare Turbino y finalizado por Giovanni Donegani con fachada neoclásica, y se emboca la 2ª calle a la izquierda, Contrada del Cavaletto, dejando a un lado el edificio de las hermanas Ancillas de la Caridad, que aquí se juntaron, donde se concentran las propiedades de la fundadora, Crocefissa di Rosa: en el número 9 de la contrada está la iglesia dedicada a la santa. Se llega a la Avenida Palestro, se cruza y se llega a la Plaza del Mercado, una de las más importantes de la ciudad, llena de típicos tenderetes de vendedores. Brescia, piazza Vittoria

Bordeando el lado oriental, se llega, a la derecha, a via Quattro Novembre, y allí se encuentra la parte meridional de la Piazza della Vittoria, significativo ejemplo de urbanismo de la primera mitad del siglo XX. Bordeando por la derecha el Palacio de Correos, se recorre la via della posta; la línea de la pared oeste de la calle corresponde a los muros de un gran edificio de época romana o tardoantigua, antes identificado como hórreo (almacén de grano) romano, ahora considerado (Gran Pietro Brogiolo) il palatium sede de la curia ducis longobarda.

Se cruza via Alessandro Volta, en el pasado llamado “callejuela de las prisiones” por el edificio penitenciario que existió aquí desde el siglo XV al XIX, en el palacio de bella fachada del siglo XV que da a la piazza della Loggia, pero descuidado en la parte trasera. Se recorre la pequeña galería colocada entre los Montes de Piedad, con siete arcos soportados por unas esbeltas columnas, cerrada en la parte alta por un paramento marmóreo esculpido del siglo XVI, que crea ilusión de un portal que de acceso a un ambiente menos amplio que una calle, de una plaza.

Sobrepasándolo se llega a la Piazza della Loggia, joya renacentista lombardo véneta. Si bien no es la plaza más antigua de la ciudad, es el conjunto monumental más armónico,  querido por el alcalde Marco Foscari para que también Brescia reflejara la decoración y la magnificencia de la Serenissima de cuyas posesiones era una importante ciudad fronteriza.

Hoy la plaza, que contiene arquitectura y memoria de la conciencia cívica de la ciudad se ha convertido en el centro de los eventos colectivos de sus ciudadanos, alberga dos monumentos significativos para la historia de Brescia: en la parte norte está el que conmemora los mártires de las Diez Jornadas, llamado “Bella Italia”, de Giovanni Battista Lombardi (1864) que ha sustituido la alta columna coronada por el León de San Marcos abatida por los jacobinos en 1797; en el lado este, el cipo diseñado por Carlo Scarpa que recuerda las víctimas del atentado terrorista del 28 de mayo de 1974. La plaza tiene forma rectangular dominada al oeste por el palacio de la Loggia hoy ayuntamiento. El lado sur está ocupado por los Montes de Piedad; al este se encuentran la Torre del reloj y los Pórticos, el paseo más frecuentado por los brescianos.
Brescia, Palazzo Loggia

A la derecha del palacio de la Loggia, está construida la antigua escalera de acceso a su planta superior: el palacio Notarial adosado a él con un arco con estatuas de Jacopo Medici de 1565. 

En el ángulo nororiental es visible la torre di Porta Bruciata (Puerta Quemada), construcciòn del siglo XII (parte superior, con cartelas y almenaje gibelino, del siglo XIV) de casi 30 metros de altura, edificada donde estaba situada la antigua puerta mediolanense en el cerco amurallado romano, e incluida después en la Citadella de los Visconti; el nombre de “quemada” procede del incendio que se declaró en 1184 destruyendo las cabañas de paja y de madera que ocupaban esta zona.

En correspondencia con la torre del Reloj se abre la via Cesare Beccaria, antes llamada Carretera nueva,  demandada por el Ayuntamiento, que hacia la mitad del siglo XVI encargó a su propio arquitecto, Ludovico Beretta, llevar a cabo las demoliciones necesarias para conectar los dos centros de poder: el municipal, en la plaza de la Loggia en construcción, y el véneto en el Broletto que como los duomos, todavía estaba encerrado dentro de las murallas de la Ciudadella de los Visconti. La calle, en el eje con el palacio de la Loggia, cumple también con las exigencias escenográficas y es un importante ejemplo de vía comercial, flanqueada por tiendas con la vivienda en la planta superior, como se ven en Venecia.

Hoy une la plaza de la Loggia con la Plaza Pablo VI, ya Piazza del Duomo, entonces dedicada al pontífice bresciano Giovanni Battista Montini (1897-1978). Nacida en el límite de la Brixia romana, es una de las plazas más antiguas de la ciudad, aunque adquirió su actual aspecto en torno a la mitad del siglo XVI. Es el corazón del centro histórico, punto principal de la vida religiosa y, hasta el siglo XV, también de la vida política. Escenario de importantes eventos sobre todo, pero no solo, religiosos: además de procesiones y ceremonias, se recuerdan también fiestas, animadas por fastuosos aparatos barrocos para fuegos artificiales, y partidos de pelota.

En el lado este se alinean las construcciones del notable palacio municipal del Broletto (que hoy alberga el Consejo provincial, el Gobierno Civil y las oficinas del Registro Civil, visitable durante horario de oficina), de la Rotonda o Duomo Antiguo y, en el centro, del Duomo Nuevo. En la parte septentrional surge la fuente con una copia de la estatua neoclásica de Minerva llamada “Brescia armada” (el original de Antonio Callegari –1722- se conserva en los Museos Cívicos); la fuente de la parte septentrional de la plaza, transferida aquí en 1921, es obra de Giambattista Cignaroli de 1818.

La plaza comprende otros elementos arquitectónicos de prestigio: el lado meridional está cerrado por la fachada de la sede de la Banca de Crédito Agrario Bresciano, Banco di Brescia, construcción de estilo neorenacentista de principios del siglo XX sobre proyecto de Camillo Arcangeli y Antonio Tagliaferri que ha englobado el palacio Negroboni del siglo XVI; las decoraciones realizadas entre 1907 y 1908 por Gaetano Cresseri y Antonio Castelli, representan alegorías del comercio y de la industria. En el plano semienterrado son visibles los restos de los mosaicos pavimentales de las termas romanas y un tramo del cardo, la via romana principal en dirección norte-sur.

Brescia, Duomo VecchioEl lado occidental, que es un continuum orgánico con el septentrional, está ocupado por las ruinas de un bajo y macizo pórtico medieval (véase en las columnas que continúan debajo del nivel de la calle, como la plaza fue en tiempos más baja), mientras en el nivel sobreelevado del palacio de los Camerlenghi (residencia del superintendente de las municiones responsable de la fundición de cañones que se hallaba en la plaza) se abre una elegante trífora gótica, que representa todo lo que queda de un ventanal tan grande como la fachada. Empotrado en el edificio que se encuentra enfrente del Duomo nuevo se hace visible un pequeño clípeo con la cabeza de San Juan Bautista, único resto del battisterio, fundado en el 615 y destruido en 1625, que aquí surgía. Al salir del portal este del Broletto en la piazza Martiri di Belfiore, entre éste y la esquina de via Cardinale Querini, se aprecia en la pared externa un pedazo de muro en médula de la Citadella Nuova, el cerco deseado en el siglo XIV por los Visconti.

Dirigiéndose desde piazza Martiri di Belfiore a la izquierda, hacia la galería Tito Speri bajo el cerro Cidneo, se puede: A) realizar una pequeña desviación a la izquierda, hacia la piazzetta Tito Speri; B) enlazar con el itinerario  girando a la derecha y embocando en la parte oriental de la via dei Musei.

Brescia, Tito SperiA) Piazzetta Tito Speri es el ensanche donde, durante las Diez Jornadas de 1849 los patriotas brescianos fueron capaces de detener a los austríacos; desde aquí parte, en subida hacia la cumbre del cerro Cidneo, la via delle Barricate, que en la definición toponímica ejemplifica bien el modo con el cual los risurgimentali bloquearon las incursiones contra la ciudad de los opresores refugiados en el Castillo. El monumento a Tito Speri, el héroe del Resurgimiento ajusticiado sobre las explanadas mantovanas de Belfiore en 1851, es obra de Domenico Guidoni (1888). La fuente fue construida al final del siglo XIX por los Tagliaferri con el uso de material (entre los cuales restos del sarcófago de San Tiziano del siglo XIII) procedente del monasterio de los Santos Cosme y Damián que aquí se erigía y que fue abatido en torno al siglo XIV para permitir la ampliación del ala septentrional del Broletto.
Se bordea la torre de Porta Bruciata y, antes de pasar bajo la puerta de la torre, desviar algún paso, a la derecha, en la piazzetta que la precede para observar, a la izquierda, la original arquitectura externa de la iglesia de San Faustino in riposo también llamada de Santa Rita, erigida a final del siglo XII donde había una capilla del siglo VIII destruida quizás por el gran incendio de 1184, y reconstruida, en el interior, en el siglo XVIII. Sobre un cuerpo cilíndrico de piedra cubierto por un techo en tronco de cono dentellado de barro, apoya una celda campanaria cilíndrica con cuatro pequeños ajimeces, recubierta por un pináculo también protegido por una cubierta dentellada de barro.

Brescia, Santa Maria della CaritàB) Embocando la sección occidental de via Musei a la izquierda, en la esquina con via Gabriele Rosa, se encuentra la iglesia de Santa Maria della Carità edificada sobre proyecto de 1640 del arquitecto Agostino Avanzo, y modificada en la primera mitad del siglo XVIII, sobre la precedente iglesia al lado del “Conservatorio de las Desamparadas” que Laura Gambara había construido para dar acogida a las mujeres que habían sufrido la violencia durante el saqueo de Brescia en 1512. Las dos columnas de granito sobre la fachada proceden de la demolición de la catedral de San Pietro de Dom; de Alessandro Calegari (1746) es la estatua Ángel con lirio a la izquierda, de Antonio Ferretti Ángel con la casa a la derecha; las cuatro estatuas falsas de Profetas de Enrico Albricci (1744) pintadas al fresco en el exterior, han sido estropeadas por la intemperie. El interior, de planta octogonal con cúpula de linterna, está decorado por un pavimento policromo y por perspectivas barrocas pintadas.

Palacio Maggi di Gradella obra del siglo XVI de líneas simples y elegantes, diseñado por el arquitecto Ludovico Beretta, conserva en el ala oriental frescos de Lattanzio Gambara (1530-1573); está acompañado por una rica decoración con amorcillos y mascarones en la cornisa de alero del palacio Uggeri-Ganassoni de un poco después.
En el nº 47 de via Musei se encuentra la casa Luzzago donde vivió el estadista bresciano Giuseppe Zanardelli (1826-1903) con restos de frescos sobre la fachada; en el nº 32 está abierto el primer portal del palacio Martinengo Cesaresco Novarino que tiene en via Musei el ala del siglo XVII, completada, como atestigua la inscripción del ángulo del edificio, en 1663 (el ala más antigua de a la piazza del Foro). El portal, de Stefano y Carlo Carra (1678) está sobrepasado por un balcón de piedra y hierro forjado sostenido, a modo de cariátides, por águilas, símbolo de los Martinengo. A la izquierda del portal parte una escalera con pinturas al fresco; en el fondo del patio se encuentra una fuente y, en un nicho sobreelevado la estatua de Scilla Martinengo de finales del siglo XVII. Pero la noble dama más notable que habitó en el palacio fue Marzia Martinengo Cesaresco amada en 1807 por Ugo Foscolo que frecuentaba su círculo intelectual.

Biblioteca querinianaEn correspondencia con el ábside del Duomo nuevo, en via Giuseppe Mazzini se erige la fachada de la Biblioteca Queriniana, rica de códices miniados, pergaminos e incunables, y de otros 400.000 volúmenes , y el adyacente Palacio obispal. 

Recorriendo toda la via Giuseppe Mazzini dejando a la espalda el túnel bajo el cerro Cidneo se gira a la derecha por corso Giuseppe Zanardelli, la calle central de la ciudad lugar de citas y encuentros. El lado sur de la calle, sin pórticos, incluye la ex piazzetta de san Luca,  que toma el nombre del brazo cruciforme de un grande hospital que existió hasta la mitad del siglo XIX. La piazzetta acoge una fuente proyectada por Rodolfo Vantini trasladada aquí en 1983 cuando se repavimentó la calle. 

El lado norte de Corso Zanardelli se caracteriza por pórticos cuya trayectoria está interrumpida por tres arcos más grandes que marcan la monumental fachada del Teatro Grande que presenta en su interior la prestigiosa y elegante sala del Ridotto.

Una vez llegados a la esquina de la calle, en vez de girar a la derecha bajo los pórticos, siguiendo se emboca Corso Palestro, la via del paseo elegante y totalmente peatonal. En tiempos era una joya: cuando fueron edificadas las casas sobre la explanada de las murallas de los Visconti, Gerolamo Romanino, a mitad del siglo XVI, obtuvo del Ayuntamiento el encargo de pintarlas al fresco y encargó después el trabajo a su yerno Lattanzio Gambara. Hoy pocas construcciones muestran rasgos de este ciclo de frescos que se articulaba en 48 grandes cuadros con escenas bíblicas y de la historia grecorromana. Algunos son visibles en el último tramo de Corso Palestro y en un tramo de via Gramsci, en las fachadas de las llamadas casas del Gambero donde se encontraba la más antigua posada de la ciudad.

Itinerario de media jornada