Comune di Brescia tourism website: useful information about what to see and where to go.

  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Italiano

La Victoria Alada

Vie, 21/02/2014 - 11:32 -- Laura
Tipologia: 
Brescia, Vittoria alata

Se trata de una figura femenina, girada ligeramente hacia la izquierda; está vestida con una túnica cerrada sobre los hombros (kiton) y de una capa (himation) que le cubre las piernas.
Está realizada con el método del moldeo a la cera perdida y está constituida por al menos treinta partes fundidas de manera individual y saldadas luego entre si; está terminada además, como los retratos, con instrumentos en punta que definen con precisión los detalles. A esta ha sido agregado un damasquinado en plata y cobre que recoge el peinado.
Debería ser producida en el segundo cuarto del I siglo D.C. por un taller broncineo de alto nivel de Italia septentrional.
La posición de la figura, con una pierna ligeramente levantada y los brazos hacia adelante, se explica por la presencia en principio de algunos atributos que permitían identificar el tema. El pie debía de hecho apoyarse sobre el yelmo de Marte, el dios de la guerra, y el brazo izquierdo debía tener un escudo, sostenido además por la pierna doblada, sobre la cual habían sido tallados, con la mano derecha, el nombre y las res gestae del vencedor (con estas características era efectivamente representada por los romanos la diosa de la Victoria).

La estatua fue dedicada a la diosa probablemente por una personalidad importante en calidad de agradecimiento (ex voto) por un éxito militar y podía tal vez ser expuesta en el interior del templo o en un edificio público de la ciudad, probablemente el Capitolium mismo (aislada, o tal vez asociada a la figura masculina cuyo nombre era inscrito sobre el escudo que la Victoria sujetaba).
La figura de la Victoria alada está bien documentada en el arte romano, sobre todo en las monedas y los relieves de edad imperial. El tipo constituye una variante de una estatua de fines del siglo IV A.C., la Afrodita llamada Capua, representada mientras se admira semi-desnuda en el espejo que tiene entre las manos.  Este modelo es reproducido en numerosos ejemplares a partir del siglo II A. C.
Sucesivamente el esquema iconográfico de Afrodita fue transformado en Victoria con el agregado de la túnica y de las alas y con la sostitución del espejo por el escudo sobre el cual la divinidad incide el nombre del vencedor. Esta variante gozó de larga fortuna a partir del siglo I D.C. La Victoria de Brescia, tal vez inicialmente realizada sin alas, agregadas en un momento posterior, constituye uno de los ejemplos más conocidos.
La estatua, descubierta el 20 de julio de 1826 gracias a las excavaciones arqueológicas conducidas por miembros del Ateneo de las Ciencias, Letras y Artes de Brescia, constituye un elemento más que significativo entre los materiales descubiertos en el Capitolium y uno de los pocos casos de estatuas en bronce conservadas, el único en Italia septentrional: con el paso al Cristianismo como religión oficial del Imperio, los símbolos paganos fueron de hecho destruidos y, en el caso de materiales de bronce, fundidos. Para preservarla de tal suerte la estatua fue escondida en una crujía del templo, motivo por el cual ella ha llegado hasta nosotros.
A partir de 1826 la fama de la Victoria de Brescia se difunde en toda Europa, al punto tal que Napoleón III, huésped en Brescia antes de la batalla de Solferino, en junio de 1859, quiso visitar el Museo Patrio y quedó tan impresionado por la belleza de la estatua que pidió poder tener una copia, ahora visible en el museo del Louvre. Agradecido por el homenaje bresciano, el emperador donó a la ciudad dos monumentales jarrones de porcelana de Sèvres, que reproducían los retratos oficiales de Napoleón III y de la consorte, expuestos en el Museo del Risorgimento de la ciudad.
En algunas viejas fotografías se puede observar la estatua con el yelmo echado bajo el pie izquierdo y un amplio escudo redondo entre las manos: son integraciones, verosimilmente en yeso, sugeridas por el estudioso Giovanni Labus y agregadas a la estatua probablemente en 1838. No es sabido hasta cuando estos objetos fueron dejados, es posible que hayan sido perdidos en el traslado de la estatua el 13 de junio de 1940 durante una alarma aérea, cuando la Victoria alada fue llevada al parque de Villa Fenaroli en Seniga, al sur de Brescia, para ser protegida.
Al final de la guerra la estatua regresó a la sede museal del Capitolium; desde junio de 1998 la Victoria alada está expuesta en el complejo monumental de Santa Giulia.

Victoria alada
estatua de bronce
alt. cm 191
segundo cuarto del siglo I D.C.
 

Galleria: