Comune di Brescia tourism website: useful information about what to see and where to go.

  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Español
  • Italiano

Tags : San Salvatore-Santa Giulia

Brescia, Amazonomaquia, Santa Giulia Museo de la ciudad

En la placa, de mármol blanco de grano medio, se observa parte del combate de siete Amazonas: dos de estas a caballo y una en el suelo con su corcel, caracterizadas por el gorro frigio, la túnica sujeta en el hombro izquierdo que deja el seno derecho descubierto, y las botas con

Brescia, las fáleras de Manerbio, Santa Giulia Museo

El término fálera, inusual en nuestro léxico moderno, deriva del latín phalerae, sustantivo que indica los elementos metálicos, tachuelas o decoraciones de diversa índole, utilizados como ornamento o condecoración militar, para llevar en el pecho o colgados de las bridas del caballo.
Por lo tanto, las catorce fáleras conservadas en el Museo de Santa Giulia, en la sección dedicada a la Protohistoria del territorio de Brescia, son probablemente adornos para las bridas de dos caballos. Catorce discos de plata decorados con repujado, dos de mayor tamaño (diámetro medio de 19 cm) y doce pequeños (10 cm), encontrados junto a fragmentos de cuatro elementos longitudinales curvos y tres cadenas, también de plata.
Su descubrimiento fue casual, como sucede a menudo con los descubrimientos más extraordinarios de la arqueología: los campesinos de los nobles Gorno encontraron los objetos en febrero de 1928, enterrados bajo apenas "dos paladas de tierra" (50 cm aproximadamente), cuando ampliaban el foso del estiércol en la granja Remondina, cerca de la ciudad de Manerbio. Este pequeño tesoro se entregó de inmediato a la policía y, el 11 de febrero de 1928, se confió a Giorgio Nicodemi, el entonces director de los Museos de Brescia. Adquiridos por el Estado, estos se guardaron después en el depósito temporal de las Colecciones Cívicas de Arte de Brescia (hoy Museos Cívicos de Arte, Historia y Ciencia), donde se encuentran todavía hoy.
Ya desde el principio resultaron objetos extraordinarios, pero tan excepcionales que se consideraron inicialmente del periodo longobardo. En cambio, se trata de una de las obras fabricadas por los maestros celtas en el arte de la elaboración de los metales. Carlo Albizzati fue el primero que, en 1933, los definió como "las obras del arte celta más singulares de las que puede presumir nuestro país". Gracias a la comparación con otros objetos similares podemos delimitar la datación de las fáleras de Manerbio en la primera mitad del siglo I a.C. Sin embargo, sus autores no fueron los Cenómanos, tribu de los celtas establecidos en la zona de Brescia desde el siglo IV a.C.; sino que lo más probable es que procedieran de un taller de artesanos boyos o tauriscos, mostrándonos, a posteriori, las relaciones que existían entre los antiguos pueblos de Cisalpina (norte de Italia), Nórico y Panonia (Hungría).

"Busto de Ángel", Rafael Sanzio

En 1821 el cuadro se encontraba en el mercado anticuario florentino descrito como “Retrato de joven” y ya era atribuido a Rafael. Paolo Tosio, gracias al interés de Teodoro Lechi, logró comprarlo con el certificado de autenticidad de la Academia florentina. Con el Cristo benedicente, la otra obra de Rafael ya perteneciente a la colección del conde Tosio, el “Retrato de joven” se convirtió en una de las obras más celebradas entre los expertos brescianos, y no solo.
Pero ¿por qué el pequeño cuadro era descrito como “Retrato de Joven”?

Subscribe to Tags